Arbol de la vida en hilorama

¿Qué me movió a hacerlo o qué me mueve al verlo? El árbol de la vida y sus miles de raíces. La historia de mi vida y mis miles de vivencias. Vivencias compartidas con multitud de personas. Personas que llegaron a ella por un determinado periodo de tiempo o que llegaron para quedarse. Entre todas estas personas, hoy hablaré de ti. De una de esas raíces. De una de las más importantes. Mi padre. Seré breve.Lo seré porque con poco se puede decir mucho:

Gracias por enseñarme a ser humilde, a conformarme con poco, a ser cercana y campechana.
Gracias por la simplicidad, por acercarme a la naturaleza… a la huerta.
Gracias por estar tan cerca de mí ahora, a pesar de que nos separen kilómetros.
Gracias por ese beso en la cabeza y esa mano apretando mi antebrazo en nuestra última despedida.
Gracias por haber intentado siempre entenderme a pesar de tener vidas muy diferentes y de que te costaba entender esto del TCA. Normal. A veces ni yo me entendía.

¡TE QUIERO! Pueden cambiar miles de cosas en el mundo, pero esto, nunca lo hará. Te quiero. Si volviese a nacer, te elegiría como padre. Los errores que hemos cometido en la vida, también nos han formado, papá. TE QUIERO.

5 comentarios en “Arbol de la vida en hilorama”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies